La titularización es un proceso de estructuración de valores que permite vender activos o los derechos sobre los flujos futuros de activos que por su naturaleza, no son líquidos o poseen una lenta realización, permitiendo así que las empresas capten los recursos que necesitan para generar nuevos negocios de una forma que no hubiera sido posible con el financiamiento tradicional. El proceso consiste en constituir un fideicomiso (patrimonio autónomo) con los bienes a titularizar. La fiduciaria administra el patrimonio autónomo como si fuera dueña pero sin ingresarlo a los activos propios, es decir, debe mantenerlos separados de sus activos y de los otros fideicomisos  que administre.

Se puede decir que con la titularización las empresas mejoran su competitividad, dado que adelantan recursos para poder desarrollar sus labores comerciales de una forma más eficiente. En general las titularizaciones podrían agruparse en dos tipos:

Titularización de flujos futuros: se debe detectar algún flujo que ha demostrado en el tiempo tener un comportamiento estable, el cual se espera continúe de forma predecible en el tiempo, por ejemplo: impuestos, peajes, venta de electricidad, etc.

Titularización por venta de activos: se identifica un activo capaz de generar un flujo financiero futuro, el cual pueda ser vendido por la empresa sin afectar su capacidad operativa. Por ejemplo: cartera de créditos.

BENEFICIOS EN LA EMISIÓN DE UNA TITULARIZACIÓN 

1.-

Rotación de activos

La titularización permite que activos con baja liquidez se transformen en valores o activos financieros que pueden ser colocados en el mercado de valores. Esto genera un importante flujo de efectivo para apalancar las actividades operativas de una empresa. 

2.-

Indice de endeudamiento

Las titularizaciones son una forma de financiamiento por la vía de transformación del activo y no del incremento del pasivo. Esto quiere decir, que no afecta los índices de endeudamiento de la  empresa, pues los recursos que obtienen no provienen de préstamos, sino de transformar un activo en otro que genere liquidez.

3.-

Estructura de capital

La empresa puede obtener liquidez  por activos que generan flujos de efectivo futuros, permitiendole la implementación y desarrollo de proyectos de crecimiento o de reconversión tecnológica, los cuales no rinden frutos inmediatos. Todo esto permite a la empresa realizar una gestión eficaz del equilibrio entre fondos propios y ajenos. 

4.-

Calidad crediticia 

La titularización es un vehículo especial que no se debería ver afectado por la calidad crediticia del originador (la empresa), sino más bien por la calidad de los activos a titularizar.

PARTICIPES DEL PROCESO DE UNA TITULARIZACIÓN

1.-

Originador

Se denominan de esta manera a las empresas que deciden realizar una titularización  para generar flujos de efectivo.

2.-

Fiduciarias

Son entidades jurídicas constituidas por ley, cuyo propósito exclusivo es fungir como administrador de los activos que recibe del originador para la creación de un patrimonio separado. Las obligaciones de las fiduciarias  surgirán fundamentalmente de lo que se estipule en el contrato de fideicomiso.

3.-

Bolsa de Valores

A través de la bolsa de valores de Quito y Guayaquil se efectúa la negociación de los títulos que se emiten.

4.-

Casas de Valores

En una titularización, las casas de bolsa son responsables de la estructuración financiera, la colocación y la negociación de los valores titularizados.

5.-

Calificadora de Riesgos

En base a una metodología de calificación asociada a varios factores cuantitativos y cualitativos; se emite un rating de la titularización realizada por el originador y estructurada por la casa de bolsa.

¿Esta tu empresa lista para el merado de valores?

Programa una sesión informativa.